AMDECH Chaco Destacados

Monteagudo sigue sin agua y las rutas están cortadas

El corte de agua potable en Monteagudo cumple hoy su tercer día ante la imposibilidad de acceder a los lugares donde se rompieron las cañerías, mientras la Alcaldía busca paliar la carencia utilizando su única cisterna. Los municipios del Chaco y Chuquisaca Centro continúan sufriendo las consecuencias de las intensas lluvias.

La noche del lunes, la tubería matriz de hierro fundido, de diez pulgadas de diámetro, por la que se transportaba agua potable a la población de Monteagudo desde la toma, sufrió rotura en dos sectores a consecuencia de los derrumbes.

El primer derrumbe, muy cerca de la toma, habría afectado unos 20 metros lineales de tubería, y el segundo, en la mitad del trayecto, otros diez metros.

El difícil acceso a ambos sectores imposibilitó avanzar ayer en las obras de reparación, pese que se cuenta con los materiales.

“Las máquinas del Gobierno Municipal anoche (por el martes) han trabajado hasta las 23:00 tratando de llegar hasta la toma del agua donde están las roturas, lastimosamente no se ha podido por las inclemencias del tiempo, más bien las máquinas se han plantado y esta mañana (por ayer) recién a eso de las 11:00 hemos logrado sacar la máquina que estaba plantada, entonces estamos viendo un camino alternativo”, informó el alcalde interino de Monteagudo, Marco Antonio Rioja.

Mientras continúa el problema, los pobladores se abastecen de agua de pozos y de vertientes cercanas. La Alcaldía comenzó anoche a distribuir agua con su única cisterna.

“En este momento la prioridad es abastecer al hospital y las unidades educativas, ya estamos movilizando la cisterna que tenemos en el municipio”, manifestó Rioja, al señalar que alquilarán un par de cisternas para proveer de agua a los pobladores ya que no se tiene certeza de cuándo se logrará reparar ambas roturas, aunque la esperanza es que sea mañana, viernes.

OTROS MUNICIPIOS

Las fuertes lluvias, especialmente la que cayó la noche del lunes y la madrugada del martes destruyó la producción agrícola y ganadera en varios municipios del Chaco y Chuquisaca Centro, sin embargo, las alcaldías tienen dificultades para acceder a las comunidades, cuantificar los daños y ayudar a los damnificados debido al mal estado de los caminos.

“Cerca del 70% de los caminos vecinales están intransitables, los alcaldes estamos muy preocupados porque no podemos movilizar maquinaria a tantos lugares”, indicó el presidente de la Asociación de Municipalidades de Chuquisaca (AMDECH) y alcalde de Azurduy, Bladimir Flores.

Los municipios de Villa Vaca Guzmán (Muyupampa), Monteagudo, Macharetí, Huacareta, Azurduy y Tarvita, entre otros, son los más afectados por las precipitaciones pluviales.

“Vamos a necesitar una gran cantidad de recursos, yo estimo que unas tres veces más del presupuesto que tenemos para hacer mantenimiento de caminos vecinales”, agregó Flores, al señalar que el Servicio Departamental de Caminos (SEDCAM) comenzó a desplazar maquinaria pesada para reparar los caminos troncales.

El responsable de Prevención y Atención de Riesgos de la Gobernación, Fausto Escalante, informó que las lluvias de las últimas semanas afectaron a cerca de 150 viviendas en varios municipios.

“Hoy (ayer) estamos presentando el informe al responsable de vivienda para ver cómo vamos a hacer ayudar en la rehabilitación de estas viviendas que han perdido nuestros compañeros”, señaló Escalante.

En Sucre, la humedad por las intensas lluvias provocó el colapso de parte de la cubierta de una casa ubicada en la esquina de las calles Ayacucho y Loa. La Unidad Municipal de Gestión de Riesgos encaró obras de prevención para evitar daños a transeúntes.

En el barrio Pueblo Nuevo, ingreso a la zona de Lechuguillas, un árbol cayó dañando el tendido eléctrico de media tensión de la Compañía Eléctrica Sucre (CESSA) y la red de alumbrado público de propiedad municipal.

Fuente: Correo del Sur

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *